close
El País

Locura y orgullo de Nairo a 2.642 metros de altitud

Locura y orgullo de Nairo a 2.642 metros de altitud




La etapa sale junto al lago, en Embrun, donde el aire pesa y la humedad multiplica el calor, y donde aparcan juntos, culo con culo, los autobuses del Movistar y el Ineos, dos mundos. La fantasía y la cordura alojada en sus cerebros hablan por sus bocas en una pequeña batalla de lances entre los habitantes de ambos vehículos. Txente DracarysGarcía Acosta, uno de los estrategas del Movistar, cree en la fantasía, en un ataque lejano, en el Izoard nada menos, de su Landa, lejano en la general de los mejores, y después que llueva o truene, caerán minutos y vamos a por todas; Xabier Artetxe, que conoce a Landa, porque fue su entrenador en el Sky, y conoce a Egan, porque lo entena ahora en el Ineos, niega la posibilidad de la fantasía. Todo son números, dice Artetxe, son segundos, y ni siquiera cuando era ciclista creía en sus sueños. “Era demasiado malo para ello”, dice. Arrieta, otro estratega del Movistar, busca conciliar ambas vistas: hay que lanzarse al vacío pero no levantar los pies de la tierra, viene a decir el navarro, y no vamos a hacer el trabajo para que se aprovechen otros, y serán otros los que tengan que debilitar al líder Alaphilippe.Seguir leyendo.



Source link : https://elpais.com/deportes/2019/07/25/actualidad/1564067007_381667.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Author : Carlos Arribas

Publish date : 2019-07-25 18:37:03

Copyright for syndicated content belongs to the linked Source.

Tags : El País

The author wa-news